Club Atlético Temperley - Sitio oficial

EL BERANGER, LA SEGUNDA CASA

9 de Julio 360. La dirección más conocida por miles de personas. El lugar más visitado por muchos. La casa de la mayoría del Sur. Caminar por los pasillos del Club Atlético Temperley es cotidiano para los hinchas y socios. La popular o el asiento en la platea ya son propios. El sentido de pertenencia es generado por el sentimiento tan puro, inexplicable y a la vez compartido, que es el amor por los colores. Y en cada fecha, el fanático gasolero olvida su presente, bueno o malo, durante 90 minutos. Ahoga sus problemas. Exalta sus triunfos. Y canta. Y salta. Y grita. Por un rato, no hay diferencias, ni trabajo, ni estudio, ni responsabilidades. Todos son uno: la hinchada de Temperley. Este hecho, inentendible para quién no comparte la pasión, tiene un punto de encuentro: el Alfredo Beranger. La segunda casa.

Ir a ver jugar al Cele es un ritual para el hincha y cada uno lo vive a su manera. Seguramente, lo heredó de su padre, madre o ambos y lo transmitirá a las próximas generaciones. ¿Hay algo más reconfortante, más especial, que estar en la cancha rodeado de los seres queridos? No es casual la repercusión que genera en redes sociales las fotos de los fans en la tribuna. De cada fiesta, siempre es grato guardar un recuerdo.

Temperley cerró sus puertas. El pasto de la cancha llegó a superar el metro de altura y las instalaciones quedaron de forma deplorable. El Club recibió golpes duros, pero no letales. El amor fue más fuerte. Es momento de mirar alrededor y valorar lo que se tiene. Todo lo construido. Lo hecho. Y disfrutarlo. Seguir pensando en el futuro, edificar en función a él, pero sin descuidar el presente. La pelota a veces no entrará al arco rival y el propio puede ser vencido, pero el aliento será incondicional. Siempre quedarán los hinchas. La institución trasciende a los nombres y los hombres. Jamás a su gente.

El Beranger es el centro de reunión donde todos brindan su amor por el club. Hoy, Temperley enfrentará a Defensores de Belgrano. Ojalá obtenga un nuevo triunfo. Desplieguen las banderas. Preparen las gargantas. Saquen los papelitos. Pónganse de pie. Empieza otra función.

 

Prensa C.A. Temperley

VICTORIA DE ORO

Temperley derrotó en el Beranger 1 a 0 a Defensores de Belgrano. Brandán (26´) anotó el único gol con un soberbio cabezazo. El juez Bermúdez expulsó a Crivelli, a los 10 minutos y, tres más tarde, De Bórtoli le atajó un penal a Grecco.

Luego de vencer a UAI Urquiza y suspenderse el partido ante Deportivo Morón, Temperley recibió esta noche a Defensores de Belgrano, por la fecha 33 del Torneo de la Primera B Metropolitana, con la meta de seguir escalando en la tabla de posiciones. La particularidad es que salió vestido con camiseta amarilla.

Inicialmente, el balón estuvo dividido, sin claro dominador. Sin embargo, El Dragón tuvo rápidamente una nítida posibilidad para ponerse en ventaja. A los 10 minutos, un pelotazo aislado complicó seriamente a la defensa local y Pablo Bueno quedó mano a mano con Federico Crivelli, quién lo derribó: claro penal sancionado por Germán Bermúdez y una nueva expulsión para el guardameta. Gastón Grecco lo ejecutó, pero Leandro De Bórtoli (que ingresó por Ariel Rojas), voló formidablemente a su derecha y desvió el remate. Desahogo y relativa calma, pese a saber que debía afrontarse gran parte del partido con un jugador menos.

Posteriormente a esa situación, el conjunto dirigido por Rodolfo Della Picca pasó a ser total protagonista, aunque sin inquietar el arco Gasolero. Sin embargo, pese a la adversidad en el juego, el Cele golpeó primero: a los 26 minutos, un muy buen envío aéreo de Leonardo Di Lorenzo fue conectado por Fernando Brandán, quién apareció libre de marca por el ataque derecho y cabeceó como corresponde, del lado del que llega el centro, contra el palo de Albano Anconetani, que nada pudo hacer. 1 a 0 y delirio en el Sur.

La ventaja llevó tranquilidad y tuvo reflejo en el desarrollo del encuentro. Temperley estuvo lejos de ser vistoso, pero completó un primer tiempo medianamente correcto y, principalmente, sobrio, teniendo en cuenta las circunstancias. La defensa fue prácticamente impenetrable, e incluso pudo aumentar la ventaja, con un potente remate de media distancia de Brandán que Anconetani despejó con prestancia, a los 40 minutos. De todas formas, el final llegó con un sobresalto: un defectuoso cabezazo de Carlos Ramos casi ingresa en arco propio, pero De Bórtoli, héroe de la etapa inicial por sus dos magníficas intervenciones, retrocedió a pura velocidad y desvió el balón en la línea.

El complemento comenzó con Defe volcado en ataque, controlador total del duelo, y Temperley, replegado, procuró mantener el resultado. A los 49 minutos, un envió a ras de suelo no pudo ser capitalizado casi en área chica por ningún atacante visitante. A los 57, De Bótoli fue exigido con un disparo de media distancia de Maximiliano Serrano, que despejó correctamente. Con la meta de mejorar la presión y recuperar la pelota, Ricardo Rezza dispuso el ingreso de Emiliano Gianunzio por Leonardo Di Lorenzo.

La primera aproximación del gasolero fue a los 71 minutos: Fabián Sambueza, quién renovó la ofensiva con su ingreso, remató potentemente casi en la puerta del área, pero se fue apenas desviado. Cinco minutos más tarde, una buena jugada iniciada por Gianunzio fue continuada por una serie consecutiva de toques entre Ramos y Matías Jara, pero el delantero no llegó a conectar el tiro. De todas maneras, en ese pasaje, el local mejoró su juego y encontró espacios. A los 81 minutos, todo el estadio se agarró la cabeza: Jara, tras una media vuelta, ejecutó un gran derechazo que obligó una fantástica reacción de Anconetani, que desvió un balón que tenía destino de ángulo. En los instantes finales, el Dragón empujó, pero no pudo conseguir la igualdad. A los 90 minutos, Serrano congeló corazones en el Sur, ya que desperdició una clara chance, ingresando por la derecha y definiendo defectuosamente.

El Cele sintió el jugador menos, pero lo supo sobrellevar. Luego de unos minutos confusos tras la expulsión de Crivelli, supo reordenarse y obtuvo un triunfo de gran valor, con mucho sacrificio y apoyado en la buena actuación de De Bórtoli. El sábado, a las 11 de la mañana, visitará a Flandria y luego llegará el clásico ante Los Andes.

 

_____________________________
FICHA DEL PARTIDO

TEMPERLEY (1): Crivelli; Ramos, Aguirre, Cucco, Demaldé; Brandán, Salina, Quiñonez, Di Lorenzo; Jara, Rojas.

SUPLENTES: De Bórtoli, Barrios, Romero, Gianunzio, Sambueza, Corado, Herrera.

DT: Ricardo Rezza

DEFENSORES DE BELGRANO (0): Anconetani; Monje, Alberich, Fassi, Nadal; Fioretto, Sosa, Serrano; Bueno, Tridente, Grecco.

SUPLENTES: Moyano, Giménez, Libramento, Porcel, González, Colitto, Romero.

DT: Rodolfo Della Picca

 

GOLES: 26´ Fernando Brandán (T).

CAMBIOS: 12´ Leandro De Bórtoli por Ariel Rojas (T), 32´ Lucas Colitto por Ramiro Fassi (DB), ET Leonardo Romero por Gastón Grecco (DB), 60´ Emiliano Gianunzio por Leonardo Di Lorenzo (T), 63´  Alejandro González por Luis Monje (DB), 65´ Fabián Sambueza por Fernando Brandán (T).

AMONESTADOS: 19´ Fernando Brandán (T), 52´ Martín Alberich (DB), 87´ Nahuel Fioretto (DB).

EXPLUSADOS: 10´ Federico Crivelli (T)

 

ÁRBITRO: Germán Bermúdez

ESTADIO: Alfredo Beranger

______________________________
INFORME: Mauro Spinassi / Matías Cepeda

FOTOGRAFÍAS:  Hernán Jadli

PRENSA C.A. TEMPERLEY

POR LA TERCERA

Tras dos triunfos consecutivos, Temperley enfrentará a Flandria en Jauregui, desde las 11 hs, con la meta de estirar  su buen momento. No estará Crivelli, expulsado. El árbitro será Martín Gonaldi.

 

Hace pocos días, Temperley logró una victoria de vital importancia ante Defensores de Belgrano, por 1 a 0. En ese encuentro, se escucharon muchos cantos en referencia al duelo contra Los Andes, a disputarse la próxima semana. Es lógico, ya que el clásico despierta una pasión increíble. Pero antes, el Cele deberá afrontar otro compromiso de capital valor: hoy, desde las 11 hs, visitará a Flandria, en Jauregui. El encargado de impartir justicia será Martín Gonaldi.

El conjunto dirigido por Ricardo Rezza conlleva dos triunfos consecutivos. Desde su llegada a la institución, el entrenador dirigió ocho partidos: cuatro victorias, dos empates y dos derrotas. Estadística, en líneas generales, positiva, teniendo en cuenta la difícil meta que representa obtener regularidad en un certamen tan complicado y parejo como el de la Primera B Metropoiltana. Para esta mañana, la alineación no está confirmada, pero sí hay una variante obligada: Federico Crivelli fue expulsado ante el Dragón y será reemplazado por Leandro De Bórtoli, de destacadísima tarea en la noche del Beranger.

El Canario, por su parte, llega urgido de un triunfo. Último en la tabla de posiciones, con 24 unidades, mantiene de todas maneras un invicto de cinco encuentros. En principio, Fernando Ruiz tendría una única duda: Germán Rivero o Luciano Lo Bianco como acompañante de ataque de Diego Bielkiewickz. Por lo tanto, el once tentativo sería: Griffo; Valente, Lópes, Valdéz, Camacho; Abregú, Castagno, Lillo; Sanfilippo; Bielkiewickz  y Rivero o Lo Bianco.

El historial entre ambos es favorable para Temperley, con 20 triunfos, ante los 10 de Flandria y 8 empates. En la ronda anterior, el conjunto de Jauregui dio el batacazo y obtuvo un triunfo sin atenuantes por 3 a 2, en el Sur.

 

PRENSA C.A. TEMPERLEY

DE BÓRTOLI: “CADA REMATE DEL RIVAL HAY QUE SACARLO COMO SEA”

En la noche de ayer, Temperley ganó un partido tan difícil como importante ante Defensores de Belgrano, por 1 a 0. Pudo superar la adversidad de deber afrontar gran parte del encuentro con un jugador menos a partir de un inmenso sacrificio y orden táctico. Pero más allá del nivel parejo del equipo en general, hubo un protagonista destacado: Leandro De Bórtoli.

A los 10 minutos, Federico Crivelli fue expulsado por el juez Germán Bermúdez, quién sancionó penal para el Dragón. Y allí ingresó De Bórtoli. El arquero despejó formidablemente el disparo de Gastón Grecco desde los 12 pasos y luego fue imbatible en cada llegada del conjunto dirigido por Rodolfo Della Picca. Hoy, tras el entrenamiento, charló con el Departamento de Prensa:

 

“Estoy contento desde que se terminó el partido. Creo que comparto la alegría de todos. A cada remate del rival hay que sacarlo como sea. En la última del primer tiempo (cabezazo que lo superó pero sacó en la línea retrocediendo a toda velocidad), me esforcé al máximo, sabía que podía llegar”.

“Entrar y tener que atajar un penal es una de las tantas situaciones que se pueden dar. Por eso, hay que estar siempre tranquilo y preparado. Si sale bien y uno lo ataja, el envión anímico puede ser muy importante”.

“Me siento tranquilo. No son muchas las chances de jugar en mi puesto. Sé que hay ayudar al equipo y dar confianza a mis compañeros. Particularmente, respeto muchísimo a Fede (Crivelli), valoro su gran trayectoria, aprendo todos los días cosas con él y somos muy amigos. Me deja triste que lo hayan suspendido las últimas fechas, porque además creo que no lo mereció”.

“Haber ganado ayer fue muy importante. Se hace muy difícil jugar tantos minutos con uno menos. Pero el equipo tuvo una gran actitud.  Fue complicadísimo para nosotros, pero nos dio un importante envión el gol de Fernando (Brandán). A partidr de ahí, lo manejamos mejor. Nosotros queremos sumar, bajo cualquier circunstancia”.

“Flandria seguramente sea complicado. Tal vez no arriesgaran tanto, pero tanto ellos como nosotros necesitamos sacar puntos. Ambos queremos sumar. Saldremos a buscarlo, como cualquier partido”.

“Uno siempre piensa en Los Andes, pero Flandria hoy es lo más importante para nostros. Si o sí queremos conseguir un buen resultado en Jauregui. La semana del clásico sí ya se vivirá diferente, con muchas ganas y ansiedad”

 

PRÁCTICA TRAS LA VICTORIA

El plantel profesional del Club Atletico Temperley entrenó esta mañana en el Club. Quienes formaron parte del partido ante Defensores realizaron trabajos regenerativos, mientras que el resto jugó ante el Selectivo. Mañana, volverán a entrenar en la institución por la mañana y luego quedarán concentrados.

 

PRENSA C.A. TEMPERLEY

TEMPERLEY ENALTECIÓ SU ILUSIÓN EN JÁUREGUI

El Cele derrotó 1 a 0 a Flandria y logró su tercer triunfo consecutivo. El único gol del encuentro fue anotado por Herrera (75´). La semana que viene recibirá a Los Andes.

En la fría y ventosa mañana de hoy, Temperley viajó a Jáuregui para enfrentar en el estadio Carlos V a Flandria. Tras la buena actuación contra Defensores de Belgrano, Ricardo Rezza optó por repetir la misma alineación, con el único cambio obligado de Leandro De Bórtoli en reemplazo del suspendido Federico Crivelli.

El primer tiempo fue intenso, entretenido pese a no contar con demasiadas llegadas de gol y muy rico desde lo táctico. En los primeros minutos, el Cele tuvo una actitud dominante y agresiva por el triunfo que, conforme pasó el tiempo, se diluyó por la buena tarea de su adversario. El local presionó en territorio gasolero, adelantó a sus defensores y alejó a los atacantes del Sur del arco defendido por Leonardo Griffo. Fernando Brandán fue el jugador fundamento de cada avance y rindió de buena manera, pero siempre distante de la valla.  Temperley, además de la inteligencia de su contrincario, tuvo que enfrentar la adversidad, ya que rápidamente Cristian Quiñonez debió retirarse lesionado y le cedió su lugar a Emiliano Gianunzio.

Ante el buen planteo diagramado por Fernando Ruz, los balones detenidos y remates de media distancia se presentaron como opciones viables. El Canario, mientras tanto, estuvo cerca de abrir el marcador a los 20 minutos con un cabezazo de Diego Bilekiewickz, tras un envío aéreo desde la izquierda, situación repetida. Pero la jugada primordial de la primera mitad se dio a los 33: Andrés Camacho le cometió una fuerte infracción a Brandán y el árbitro Martín Gonaldi lo sancionó con su segunda tarjeta amarilla. A partir de ese instante, con superioridad numérica, los dirigidos por Rezza mejoraron en tenencia de balón y comenzaron a inclinar, muy levemente, el desarrollo del juego a su favor. Ariel Rojas pudo ser más incisivo, pese a que sus intentos no causaron mayor peligro. El 0 a 0 con el que llegó el descanso fue el fiel reflejo de lo acontecido.

El complemento comenzó aún más parejo. Flandria encontró su orden y volvió a cerrar espacios. Incluso, a los 54 minutos estuvo cerca de estampar el primer tanto con un nuevo cabezazo de Bilekiewickz, el jugador más peligroso, que exigió a De Bórtoli, quién respondió soberbiamente. Más allá de esa situación la última línea celeste fue sobria, con una correctísima performance de Brian Cucco. Ofensivamente, a Temperley le costó mucho durante ese pasaje, pero nunca desistió de su intención. Rezza dispuso el ingreso de Carlos Herrera, para buscar marcar diferencia.

A los 61 minutos, Matías Jara explotó su velocidad, penetró la última línea por la izquierda y definió en diagonal, lo que provocó una muy buena atajada de Griffo. Posibilidad nítida y que, pese a que no pudo concretarse, comenzó a marcar una tendencia, ya que el cele empezó a lastimar más seriamente. Y los intentos terminaron teniendo rédito a los 75 minutos: Leonardo Di Lorenzo realizó una buena acción personal comenzando por la izquierda, entró en conexión con Gastón Corado quién le devolvió el balón y nuevamente Tiki Tiki completó un envío bajo, para la entrada por el centro del área chica de Herrera, quién definió con absoluta tranquilidad: 1 a 0 y festejo celeste.

Luego del gol, Temperley mantuvo aumentó su firmeza y ganó confianza. Di Lorenzo casi convierte el segundo de media distancia, con un buen remate que despejó Griffo. Luego, nuevamente el volante izquierdo tuvo otra posibilidad que el portero Canario volvió a rechazar, dentro del área, y en el rebote Brandán, de gran partido, estrelló un disparo en el palo. En esos últimos minutos, el Cele generó más que en todo el partido y se vio su mejor versión. El sufrimiento sobre el final fue por las ganas de Flandria y principalmente porque el resultado no garantizaba la victoria, pero lo cierto es que tras el tanto, el Gasolero hizo méritos para volver al Beranger con los tres puntos, más allá del correcto desempeño del club amarillo.

Tercera victoria al hilo y la ilusión cada vez más grande, en la recta final del certamen, y de cara a una semana distinta: la semana que viene, Temperley recibirá a Los Andes.

_____________________________
FICHA DEL PARTIDO

FLANDRIA (0): Griffo; Valente, Valdez, López, Camacho; Abregú, Lillo, Castagno, Sanfilippo; Bielkiewickz, Lo Bianco.

SUPLENTES: Mendoza, Sardi, Rivero, Ballestero, Escudero, Casa, Sosa.

DT: Fernando Ruiz

TEMPERLEY (1): De Bórtoli; Ramos, Aguirre, Cucco, Demaldé; Brandán, Salina, Quiñonez, Di Lorenzo; Jara, Rojas.

SUPLENTES: García, Barrios, Romero, Minadevino, Gianunzio, Herrera, Corado.

DT: Ricardo Rezza

 

GOLES: 75` Carlos Herrera.

CAMBIOS: 12´ Emiliano Gianunzio por Cristian Quiñonez (T), 64´ Carlos Herrera por Ariel Rojas (T), 70` Gastón Corado por Matías Jara (T), 72` Maximiliano Casa por Agustín Sanfilippo (F).

AMONESTADOS: 4´ Andrés Camacho (F), 19´ Nicolás Demaldé (T), 66´ Carlos Ramos (T), 72´ Fernando Brandán (T), 88` Ezequiel Abregú (F).

EXPLUSADOS: 33´ Andrés Camacho (F).

 

ÁRBITRO: Martín Gonaldi

ESTADIO: Carlos V

______________________________
INFORME: Mauro Spinassi / Matías Cepeda

FOTOGRAFÍAS: Hernán Giles Jadli

PRENSA C.A. TEMPERLEY